Xicotepec, Pue.-La madre de Camila, una menor de 11 años de edad que lucha por salir adelante luego de que fue desahuciada por médicos del hospital del Niño Poblano, luego de que fueron incompetentes de llevar por tres años su enfermedad y nunca hicieron una tomografía para ver que tenía un problema en los riñones.

Rocío es la madre de Camila, quien solicita el apoyo económico para su hija Camila que tiene insuficiencia renal, así como hipoplasia renal, que es una anomalía del desarrollo en la que uno o los dos riñones no crecieron desde su nacimiento y ahora los riñones de Camila han pasado por 4 de las 5 etapas de vida que tienen los riñones.

Camila necesita un trasplante de Riñón urgentemente, se le dificultan muchas cosas en su vida cotidiana, “se le dificulta el movimiento en sus piernitas debido a la enfermedad que ella tiene, se le sube y baja la presión y se ha llegado a desmayar, su problema fue detectado desde hace tres años, siendo el Hospital del Niño Poblano donde le detectan Litiasis Renales, que son piedras y quistes en los riñones; estuvo tres años atendida y nunca le hicieron tomografías, incluso me dijeron que mi niña era una persona que no se aseaba y que con medicamentos se iba a mejorar” expresó la madre de Camila.

En el mes de enero dejan desahuciada a Camila “me dijeron que la tenían que hacer la hemodiálisis y el medicamento que le daban le causaba náuseas y la ponía mal,  por lo que la nefróloga del Hospital del Niño Poblano se notaba molesta y me dijo que se tenía que seguir el tratamiento por que ya estaba muy mal y que ya le iban a poner un catéter en el corazón y tenía que estar con sus mangueritas y sus bolsitas, nos quedamos en shock y mi hija se puso peor de lo que ya estaba y empezó a gritar que ya se iba a morir” agregó Rocío madre de la menor.

Rocío como pudo, busco una segunda opción y se fue al Hospital Centro Integral de Nefrología  CEIN, en la ciudad de Tulancingo Hidalgo, mandando a realizar una tomografía y ultrasonidos,  por lo que detallaron en un principio de Camila se encontraba bien y al revisar a fondo las placas, se percató el médico de que Camila tenía Hipoplasia Renal, que refería que los riñones que tenía Camila eran de la edad de un bebé, por lo que ahora es necesario un trasplante urgentemente antes de que lleguen a su etapa terminal sus riñones ya que únicamente le resta un 20 % de vida.

El pasado 12 de Marzo, nuevamente Rocío llevó a su hija Camila a laboratorios al hospital del niño Poblano y le dicen que tenía únicamente insuficiencia renal y la madre de Camila, manifestó a este medio de comunicación que no tiene seguro social, ISSSTE o alguna dependencia a la que este afiliada y todo es por médico particular y son gastos superiores a los 4 mil pesos por cada consulta que lleva a su hija.

Ahora Rocío busca llevar a su hija Camila al Hospital Federico Gómez en la Ciudad de México, pero para esto necesita una referencia de un hospital de Xicotepec y sea trasladada a la brevedad Camila, quien lucha por su vida “No quiero ir al centro de salud porque me van a mandar a la ciudad de Puebla y las placas, así como la tomografía ya las tengo, solo quiero que me apoyen con donadores y recursos económicos  para poder ganarle al tiempo y que Camila logre salir adelante con sus 11 años de edad y ahora lucha contra el tiempo para que alguna persona que tenga en sus posibilidades la oportunidad de referirla a la ciudad de México, tenga mayor posibilidad de sobrevivir.

Cabe señalar que los gastos para el trasplante y los gastos médicos son de más de 160 mil pesos, aparte laboratorios,  tomografías y ultrasonidos “tengo otras dos hijas, soy madre soltera y pido que me ayuden para poder salvar a mi hija de esta enfermedad en los riñones” finalizó Rocío.

Ahora será cuestión de que alguna dependencia o grupos altruistas se sumen para brindar el apoyo a Camila, debido a que es mucho el dinero que tiene que juntar para su operación, así como los donadores de riñón y en dado caso de que este en la lista de espera, el tiempo estará en su contra ya que la lista en espera es muy extensa y Camila solo tiene el 20 por ciento del funcionamiento de sus riñones.

Es por esto que si usted amigo empresario, político, grupo altruista o la ciudadanía en general gusta apoyar a Camila, puede llamar al teléfono 764-108-89-91 y apoyar con la noble causa para que esta menor de 11 años de edad logre sobrevivir.

Compártelo en:

Entradas recomendadas