La charrería es considerada el deporte por excelencia en México y Patrimonio Cultural de la Humanidad.

 

 La historia surge en abril 1960, con la presentación de Antonio Aguilar y Flor Silvestre, siendo un evento destacado en la región, distinguiendo a Villa Juárez con espectáculos del ambiente taurino y charro.

 

Surgiendo la idea entre los habitantes de Xicotepec, de practicar el deporte, aun sin tener el conocimiento sobre la charrería, se encontraron entre los contemporáneos muchos jóvenes para formar parte y realizar tal acción. Por lo que tenían que ser personas que pudieran soportar los gastos que requiere la charrería, como lo son los trajes, caballo, gastos de instrucción, además de los gastos que generaba la práctica de este deporte.

 

Sin embargo, se enfrentaron a un gran inconveniente, ya que no contaban con un Lienzo Charro, sino con una Plaza de Toros General Antonio Nava Castillo. Por consiguiente, tenían que adquirir un terreno para tal edificación. Pasados unos días, el Sr. Hermilio Amador, presentó a los jóvenes con el candidato en ese tiempo a la gubernatura, el General Antonio Nava Castillo, quien proporcionó apoyo para la construcción del lienzo charro.

 

Actualmente, en las charreadas compiten en diferentes suertes para demostrar el control de su caballo, sus audaces movimientos, e incluso algunas acrobacias. Entre las más emocionantes están el Paso de la Muerte, la Jineteada de Yegua y la Escaramuza, así como Manganas a Pie y a Caballo.

 

Agradecemos a Vigías del Patrimonio Cultural Xicotepec por la información aportada para la realización de esta nota.

Compártelo en:

¿Ya nos sigues en las redes sociales? Estas son nuestras publicaciones más recientes 👇🏾

Da click en la imagen para ver la publicación.

[ff id=»1″]

Entradas recomendadas