Mientras el país enfrenta una contingencia por el nuevo coronavirus COVID-19, la Ciudad de México vive además un brote de sarampión, cuyo número de pacientes ya llegó a 67, de acuerdo con las autoridades sanitarias.

Del total de casos confirmados, solo 10 personas tenían antecedente de vacunación contra el sarampión.

Además, el registro muestra que el sarampión afecta a las personas de todas las edades: la paciente más joven es una bebé de cuatro meses de edad, y el más grande, un hombre de 68 años.

Los casos de sarampión tuvieron un repunte en la última semana, pues hasta el pasado 15 de marzo, las autoridades sanitarias de la Ciudad de México habían reportado 15 casos.

Ante ello, el gobierno de Claudia Sheinbaum informó que ya había montado los cercos sanitarios correspondientes en torno a los lugares donde fueron detectados los pacientes.

Las medidas de prevención incluyen identificar a las personas con quienes los enfermos hayan tenido contacto, para que se sometan a análisis y así descartar el contagio.

Las autoridades capitalinas también habían puesto en marcha jornadas de vacunación en puntos particulares, como reclusorios, donde se cree pudo ocurrir el brote, aunque todavía no confirman su continuidad debido a las medidas que se están tomando ante el coronavirus.

Compártelo en:

Entradas recomendadas