ALUMNAS DE LA UNAM CREAN POPOTE BIODEGRADABLE

Últimamente en diferentes estados de México, se ha prohibido el uso de bolsas de plástico, recipientes de unicel y popotes, en respuesta al riesgo que representa en distintos ecosistemas. En respuesta a este problema, alumnas del Colegio de Ciencias y Humanidades Plantel Oriental (UNAM) Itzel Paniagua Castro y Alondra Montserrat López López, desarrollaron popotes con cascaras de mango, baba de nopal y jugo de limón.

El proyecto que desarrollaron es un bioplástico que se degrada de tres a seis meses y tiene un costo muy accesible, respecto a los comerciales. Cuenta con elasticidad, fuerza, vita útil, dureza y es estético.

Para llegar a estas características, Itzel y Alondra, usaron cáscaras de mango frescas, ya que éstas cuentan con grandes cantidades de celulosa y polifenoles, este último elemento evita el incremento de hongos en el producto.

Combinaron la manila, criollo con agua, los residuos de mango petacón y almidón hasta crear una más moldeables. Sin en cambio, también descubrieron que se debía de evitar la oxidación y el cambio de color, por lo que también agregaron jugo de limón, que le dio flexibilidad y firmeza al material.

Al secar el bioplástico, lo moldearon como popotes; pero aun así eran tan residentes, así que no descansaron y siguieron investigando y notaron que, al mojarlos con baba de nopal, estos aguantan más las temperaturas de bebidas, 30 minutos en agua y 25 en refresco.

La alumna Itzel, dijo que trabajaron en el proyecto más de un año, “Se tuvo que hacer varias investigaciones y pruebas, pero al final se consiguió. Ahora deseamos que la UNAM nos apoye para continuar con esto hasta su comercialización”.Bajo la dirección de Cecilia Espinosa Muñoz, profesora de química y las estudiantes, recibieron el primer lugar en el XXVII Concurso Universitario Feria de las Ciencias, la Tecnología y la Innovación

Compártelo en: