Islamistas radicales habrían decapitado a otro periodista de EEUU

En el video, cuya autenticidad no pudo ser aún confirmada por Estados Unidos, se ve a Sotloff con su cabeza rapada y con un traje naranja similar al que tenía su colega James Foley en el video de su decapitación, difundido el mes pasado.

Sotloff se dirige al presidente estadounidense, Barack Obama, y dice que su muerte es consecuencia de su decisión de bombardear al EI en Irak. 

«Estoy pagando el precio» por los más de cien bombardeos ordenados por Obama contra la milicia islamista en el norte de Irak, dijo Sotloff en el video, según informó SITE, un sitio de internet que se dedica a relevar las páginas web y foros online yihadistas en busca de este tipo de materiales o de comunicados.

«Usted gastó miles de millones de dólares de los contribuyentes estadounidenses y perdimos miles de nuestras tropas en el pasado peleando contra el Estado Islámico. Entonces, ¿cuál es el interés de la gente en reanudar esta guerra?», agregó el periodista.

Sotloff, de 31 años, había sido secuestrado en agosto de 2013, en el norte de Siria, cerca de la ciudad de Alepo, una de las regiones que, junto al noreste del país y al vecino norte y oeste de Irak, se convirtieron en los principales bastiones del EI en el último año.

«Usted gastó miles de millones de dólares de los contribuyentes estadounidenses y perdimos miles de nuestras tropas en el pasado peleando contra el Estado Islámico. Entonces, ¿cuál es el interés de la gente en reanudar esta guerra?»
Steven Sotloff

Las imágenes difundidas hoy muestran al periodista norteamericano arrodillado delante de un combatiente encapuchado del EI.

Como en el video del asesinato de Foley, el miliciano, que dice ser el mismo verdugo, también dirige un mensaje a Obama.
«Estoy de vuelta, Obama, y estoy de vuelta debido a su arrogante política exterior hacia el Estado Islámico», aseguró el miliciano y luego advirtió que la próxima víctima será David Cawthorne Haines, un periodista británico que tiene secuestrado el grupo islamista.

«Aprovechamos esta oportunidad para advertirles a aquellos gobiernos que entran en esta alianza malvada de Estados Unidos contra el Estado Islámico que se retiren y dejen tranquila a nuestra gente (…) Mientras que sus misiles siguen golpeando a nuestra gente, nuestro cuchillo seguirá golpeando los cuellos de su gente», agregó el verdugo.

Además de iniciar una nueva campaña de ataques aéreos contra esta milicia islamista en el norte de Irak, Washington logró que ocho países, entre ellos las principales potencias europeas, se comprometieran a armar a las fuerzas kurdas que son la vanguardia iraquí en la lucha contra el EI.

En Washington, el gobierno estadounidense dijo que aún no podía determinar la autenticidad del video, pero que trabajaba para hacerlo «lo más rápido posible».

“Si el video es genuino, estamos asqueados por este acto brutal, quitarle la vida a otro inocente ciudadano estadounidense», dijo la vocera del Departamento de Estado norteamericano, Jen Psaki, a periodistas.

La portavoz dijo que las agencias de inteligencia del país trabajarán «lo más rápido posible» para determinar la autenticidad del video.

“Nuestros corazones están con la familia Sotloff, y daremos más información apenas nos sea disponible», dijo Psaki, citada por la cadena CNN.

La Casa Blanca hizo similares comentarios: «Si hay un video que se ha publicado, será analizado muy cuidadosamente por el gobierno estadounidense y funcionarios de inteligencia para determinar su autenticidad», dijo el vocero de la Casa Blanca, Josh Ernest, que fue sorprendido por la noticia durante su encuentro diario con la prensa.

En tanto, en Londres, el primer ministro británico, David Cameron, calificó de «desagradable y despreciable» la decapitación de Sotloff y la nueva amenaza que lanzó el EI, esta vez contra un ciudadano británico.

Compártelo en:

Decapitan a un preso y tiran la cabeza a la calle, durante un motín en una cárcel de Brasil

La rebelión en el penal de Parintins estalló tras una pelea entre presos.

RIO DE JANEIRO, Brasil.- Un preso fue decapitado durante un motín en una cárcel de la ciudad de Parintins, en el estado de Amazonas, en Brasil.

El motín estalló ayer, en horas de la mañana, por una pelea entre reclusos, según informó la Policía Militarizada de Amazonas.

La cabeza del interno, Anibal Silva, fue lanzada a la calle por encima del muro de la prisión, donde se viven cerca de 155 reclusos. Otro, Paul Eliezer, según la agencia EFE, fue apuñalado.

La Policía tenía acordonada la cárcel, de donde habían salido todos los agentes penitenciarios y también un grupo de presos que no quiso participar en el motín.

Compártelo en:

Radio demo

[fwdmsp preset_id=»9″ playlist_id=»0″]

Compártelo en: