Xicotepec, Pue.-Diferentes medios de comunicación, locales y regionales, así como en el estado, recordaron el asesinato del periodista Aurelio Cabrera Campos, quien fue asesinado el pasado 14 de septiembre del año 2016 y hasta la fecha el crimen ha quedado impune.

El asesinato de Aurelio Cabrera Campos, llamó la atención en este día de la “LIBERTAD DE EXPRESIÓN” debido a que diferentes comunicadores, fotógrafos y periodistas de la Sierra Norte de Puebla, hablaban sobre el mecanismo de la defensa de los periodistas y puntualmente, este asesinato, en el cual a pesar de que existe un seguimiento por parte de las entonces en ese año, autoridades federales y estatales como la Fiscalía del Estado de Puebla, este asesinato quedó en un solo carpetazo, ni los fiscales que han pasado desde la administración del finado Exgobernador Rafael Moreno Valle, la administración del exgobernador Tony Gali Fayad, el tema quedó en un solo carpetazo. Así lo comentaron en sus reuniones los integrantes del gremio periodístico.

Algunos periodistas mencionaron que no había nada que celebrar en este día de la Libertad de Expresión ya que muchos de estos, han sido callados, incluso manipulados cuando su deber ha sido informar de los acontecimientos, como lo marca el artículo  6º y 7º constitucionales; y artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, este último ha servido como el Mecanismo de Protección a Periodistas, pero nada ha pasado desde la muerte de Cabrera Campos.

Las voces se han quedado calladas, dijeron los compañeros del director del periódico “EL GRAFICO” no sabemos en realidad si en realidad se esclarecerá este hecho, lo único que debemos hacer es buscar la manera de protegernos entre nosotros-Dijeron susurrando los periodistas.

Otros de los compañeros, solo se les escuchaba decir “Vamos a llevarle girasoles a su tumba, el siempre mencionaba que cuando muriera le llevaran Girasoles” y fue como con la cabeza agachada, un grupo de periodistas del municipio de Huauchinango acudieron a una florería a comprar estos girasoles y de ahí partieron al panteón municipal donde descansan los restos del periodista Aurelio Campos Cabrera.

Al momento en el que ingresaron los periodistas al panteón, todo cambio, uno de ellos solo se le escuchó decir aquí estoy y seguiremos estando como cuando recorríamos aquellas aventuras que tú nos enseñaste, la manera de hacer nota policiaca era única y aquí aprendimos. Colocó los girasoles en los floreros de la tumba de Aurelio Campos y fue como se iluminó nuevamente, como si hubiera contestado “AQUÍ ESTOY GRACIAS POR ACORDARSE DE MÍ”.

Los girasoles quedaron puestos como si el finado periodista Aurelio Campos Cabrera, buscara la forma de pedir justicia, así como entre sus colaboradores de la nota roja y los compañeros periodistas que lo acompañaban, cruzaron la mirada y le montaron una guardia de honor, cada uno de ellos recordó la manera tan cruel en que fue asesinado, pero lo más importante para ellos fue que Aurelio Campos era quien sabía el teje y maneje de la nota roja, por lo cual se periódico impreso “EL GRAFICO” se posicionó en el mercado en cuestión de meses, ya que el mismo Aurelio era quien distribuía se periódico en los diferentes municipio y hacía las negociaciones para poder salir adelante y dejar de ser un empleado o como le llamaban vulgarmente en sus ex trabajos “El Arremedo de Periodista” “El Taxista” o simplemente Aurelio.

Cada comunicador, desde su trinchera, recordó a este gran periodista de la nota roja, incluso le decían el maestro de la nota roja ya que no le importaba si tenía que trasladarse a los diferentes municipios para lograr la noticia y poder darla a conocer, pero nunca se imaginó que él iba a ser la noticia el día que lo asesinaron vil y cobardemente sobre la carretera México Tuxpan a la altura del kilómetro 107, cuando viajaba en su camioneta Voyager Mercury color rojo oxido, con placas de circulación TWB-6209 del estado de Puebla, ahí quedó agonizando después de haber recibido varios impactos de arma de fuego por su agresor el cuál fue identificado por “Aurelio C. Campos” como le gustaba firmar sus notas.

La única  declaración que hizo en ese entonces el fiscal del estado de Puebla, Víctor Carrancá fue lo siguiente: “A raíz de que tuvimos conocimiento (del asesinato), abrimos la carpeta de investigación. Al día de hoy tenemos una línea muy clara y avances concretos. Realizamos algunos cateos esta mañana”.

Acerca del móvil del homicidio señaló, que tienen identificado que el delito ocurrió a raíz de una rencilla con alguien del mismo medio, a quien ya se tiene identificado.

“ENTENDEMOS ESTO COMO PARTE DE UNA RENCILLA CON ALGUIEN DEL MISMO MEDIO, DONDE INCLUSO HAY REGISTROS DE AMENAZAS DIRECTAS. SOBRE ESA LÍNEA DE INVESTIGACIÓN VAMOS”, señaló.

Ante el desahogo de diversas diligencias, se obtuvieron elementos de prueba que permitieron judicializar la carpeta de investigación 751/2016/Huauchinango.

Con esto se quedaron los diferentes medios de comunicación en el estado y a nivel nacional y hasta este 07 de junio del año 2019 el hecho sigue impune.

Así fue como recordaron al periodista Aurelio Cabrera Campos compañeros del gremio periodístico y colaboradores que día a día nutrían su medio de comunicación impreso “EL GRAFICO DE LA SIERRA NORTE”, el cual también desapareció tras el cruel asesinato del “Maestro de la Nota Roja”

Compártelo en:

Entradas recomendadas